miércoles, 20 de noviembre de 2013

La felicidad de la Coca-Cola

Me defino como una persona soñadora, vividora y gran amante de la felicidad. Como no va a gustarme la marca Coca-Cola si sustenta sus pilares en la base de la felicidad en la que yo tanto creo? 

Coca-Cola es una de las marcas que ocupan una buena posición en mi top mind. Y es cierto que no es tanto por el producto que me ofrece sino por la filosofía de producto que vende, que me atrae. En sus eslógans mas conocidos, Coca-Cola nos hablaba de:


"El sabor de la vida" 1970
 "La vida sabe bien" 2001
 "Destapa la felicidad" 2009

Analizando sus eslóganes desde sus inicios podemos darnos cuenta que, claramente, esta marca ofrece el valor más apreciado del mercado (que no es el producto en sí): Coca-Cola nos ofrece la felicidad. El consumidor no siempre se da cuenta de todo aquello que va detrás de un producto pero la promotion (y su peculiar forma de hacerla) es una de las 4p del marketing que aporta mas valor de venta y de compra. 

Pongamos un ejemplo, estos últimos meses la marca Coca-Cola ha lanzado una campaña personalizada con algunos de los nombres más usados. Una campaña que nos quería reafirmar implicándonos en su compra, que Coca-Cola esta ahí y que es la marca de cada uno de nosotros (dejando a parte el éxito o fracaso de la campaña). Que hay detrás de toda esta promotion? La gente ha estado comprando el producto para ser parte de un gran colectivo, para sentirse integrado en el grupo de consumidores de Coca-Cola que encontraban su nombre y se sentían parte de algo. 

Consumidores que sentían que pertenecían a una marca pero que a la vez, la marca les pertenecía a todos ellos. Nos gusta ser poderosos y saber que piensan en nosotros; confieso que yo también soy víctima de esta filosofía de la "experiencia que une el producto y el consumidor" que se esconde detrás de las marcas.



6 comentarios:

  1. Muy de acuerdo con tu artículo. La Coca-Cola, como Apple, siempre se ha considerado una lovemark... es de ese tipo de marcas que la gente venera. Es toda una cultura, un estilo de vida. Y cuando hablan de la felicidad...¿quién no quiere sumarse al carro?:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TODOS queremos sumarnos al carro, créeme. Algunos sin pensar todo lo que hay detrás de la marca Coca-Cola y otros sabiéndolo, pero nos sumamos.
      Gracias por tu opinión!

      Eliminar
  2. Un consumidor de coca-cola como yo opina que la felicidad no se consigue destapando una lata de esta maravillosa y refrescante bebida, si no que la felicidad es algo mucho más grande e intenso que el resfrescante saber de una coca-cola bien fría, sino que es algo que está fuera del alcance de lo que podría ofrecernos cualquier tipo de fabricante cuyo objetivo no es otro que el de hacernos sentir la necesidad de adquirir su producto. Yo bebo coca-cola porque me gusta, no por esloganes como "destapa la felicidad" o "la sensación de vivir", que la verdad son cosas que me la traen floja. En cuanto a lo de nuestro nombre en las latas pues sí, puede ser un bonito detalle para todo aquel que dese tener un lapicero en casa con su nombre impreso, pero en lo que a mí respecta no me hace sentir partícipe de nada. Es más si bebo coca-cola es porque me gusta más su sabor que el de la "Conga", la "Revoltosa" o la "free way", de lo contrario bebería cualquier otra. No obstante cuando la Pepsi esta más barata compro Pepsi si me trae cuenta. Con esto vengo a decir que todas estas campañas no son más que puro marketing de las marcas para engancharnos a consumir sus productos mágicos aportadores de felicidad, belleza o juventud eterna. Así que querida Martita, sintiéndolo mucho discrepo contigo. Un saludo Liapellas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces qué es la felicidad? Comprar PEPSI cuando está más barata que COCACOLA? Eso también es marketing.

      Eliminar
    2. Hola Superanónimo, gracias por añadir tu opinión. Hacemos de la felicidad lo que queremos y la buscamos donde queremos encontrarla. Lo que yo argumentaba es que buscamos en Coca-Cola esa satisfacción que con el producto nos es dada pero que además se reafirma con su publicidad.
      Cuando Coca-Cola se convierte en tu lovemark, no hay Pepsi que valga. Saludos!

      Eliminar
  3. Hola,
    primero que todo, gracias por comentar mi post.

    En segundo lugar, entiendo lo que comentas como consumidor de
    Coca-Cola. Mi post está escrito en clave de publicista y me refería al
    "amor de marca" que siento por Coca-Cola: amor a su filosofía, amor al
    detalle con el cliente, amor a sus campañas, amor a su esencia y por
    lo tanto, AMOR AL PRODUCTO. Después de eso, está la compra.

    Gracias y saludos!

    ResponderEliminar