martes, 24 de septiembre de 2013

Un nuevo otoño



Llega otoño y ya empiezo a leer comentarios de personas que se despiden de muchas cosas. Octubre ya casi está sacando la cabeza por el calendario y nos estamos poniendo demasiado nostálgicos con el que llamamos “el mejor verano de nuestras vidas”. Como si nunca hubiéramos jurado que éste es el mejor. Como si en unos pocos meses no volviera otro.

Llega otoño y, a pesar del tremendo sol que hace aún hoy en la calle, nos empezamos a quedar en casa temiendo nuestros temores. Comentando el frío que llega pero aún no está. Hablando de todo lo que no haremos cuando después llegue el invierno. Pensando en negativo. Negativizando lo positivo. 

Parece que incluso nos hayamos olvidado de nuestro entorno y de donde estamos. Vivimos tan concentrados en nuestros preciados lujos que nos olvidamos de VER para sólo MIRAR. Que la playa no se vació, las olas siguen chocando contra la arena y el olor de la marea es el mismo. Ir a verla, sentidla. Que sólo se va aquello a lo que estáis diciendo adiós. Y quizá decís adiós a más de lo que mereceis despedir.

Señoras y señores, no se olviden que otoño no es el fin de nada, sino el principio de muchos días buenos. Disfruten del frío que, seguro que si les faltara, incluso llegarían a echar de menos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario